30 de enero de 2023

Actual director de inteligencia de Carabineros vigiló a ex líderes estudiantiles que ahora llegan a La Moneda

El comando de Boric y a los diputados Vallejo y Jackson fueron consultados sobre el tema, pero se excusaron argumentando que no se referirán al hecho hasta no conocer en detalle la información.

Un reportaje de Ciper muestra que el actual director de Inteligencia de Carabinerosgeneral Luigi Lopresti, fue uno de los oficiales a cargo de vigilar las actividades que desarrollaban los líderes estudiantiles en 2011 como Gabriel Boric, Camila Vallejo y Giorgio Jackson, quienes ahora ingresarán el 11 de marzo próximo a La Moneda.

La vigilancia la realizó Carabineros en medio de las manifestaciones estudiantiles, específicamente a quienes encabezaban o fueron parte de las federaciones de las distintas universidades y entre ellas estaban el actual Presidente Electo y los diputados del PC y RD.

El propio Lopresti admite que en esa fecha fue jefe de sección y en otros jefe de departamento, añadiendo que “no puedo referirme a diligencias que se hicieron en ese periodo, porque me complica en lo legal, estaría incumpliendo una norma”.

El medio periodístico señala que tuvo acceso a 220 GB de información de la Dirección de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar), en donde se muestra que la policía uniformada infiltró el movimiento estudiantil, reclutando informantes y haciendo seguimiento a Boric y Vallejo.

Además, se da a conocer que entre hay varios informes sobre reuniones de la Confech y un viaje de los líderes estudiantiles a Temuco en 2012.

Además, también hay una declaración del ex jefe de la división jurídica de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Pedro Anguita, indicando que los informantes como figura legal “debe responder a ciertos lineamientos. El uso de agentes encubiertos o informantes tiene que cumplir objetivos expuestos en la Ley de Inteligencia. No es cualquier tipo de información que se puede obtener a partir de ellos, ni tampoco se puede acudir a ellos por cualquier cosa. Si se utilizan para determinar la identidad, orientación política, amistades o familia de estas personas, sí cae en ilegalidad”.