26 de mayo de 2024

Novena Digital

Medio de comunicación oficial de La Araucanía

¿Algo para el frío?: Unas ricas dobladitas chilenas

En el vasto universo de la panadería chilena, donde las marraquetas y hallullas reinan supremas, hay un tesoro gastronómico que merece igualmente reconocimiento: las dobladitas. Este pan, con su sabor único, es una delicia que se puede disfrutar acompañada de palta o simplemente con mantequilla, deleitando los paladares con su particularidad.

Los ingredientes son 500 g de harina, 1 cdta de polvos de hornear, 100 g de manteca, 200 cc de agua y 1 cda de sal.

El proceso comienza con la preparación de la masa. En un recipiente amplio, se mezcla la harina con la sal y, opcionalmente, los polvos de hornear. Luego se agrega la margarina derretida y el agua, amasando hasta obtener una masa suave y homogénea.

Una vez lista la masa, se divide en aproximadamente 25 bolitas, las cuales se cubren con un paño limpio. Cada bolita se transforma en un círculo de unos 4 cm de diámetro, que luego se dobla dos veces hasta adquirir la forma característica de las dobladitas. Posteriormente, se pinchan con un tenedor y se pincelan con huevo batido para lograr ese dorado apetitoso en el horno.

Las dobladitas se hornean a una temperatura adecuada durante unos 20 minutos, hasta que adquieran ese tono dorado tan deseado. Este proceso garantiza una textura crujiente por fuera y suave por dentro, perfecta para deleitar el paladar.

Si bien la preparación de las dobladitas es relativamente sencilla, su sabor excepcional es el resultado de una combinación cuidadosa de ingredientes y técnicas. La tradición de este pan chileno es un reflejo de la riqueza culinaria del país, que continúa deleitando a generaciones con su sabor único y su arraigo en la cultura gastronómica nacional.