7 de febrero de 2023

Alianza entre Universidad Autónoma y Sence permite a jóvenes egresados de liceos técnicos ingresar al mercado laboral

A travez de una gestión por medio del programa Aprendices de la institución de gobierno, que permite que jóvenes ingresen a la empresa privada a realizar sus prácticas, junto con ser contratados y capacitados con una bonificación estatal. Como primera experiencia con este modelo, la universidad incorporó a Ignacio Colipi y Sixto Nahuelpán al Centro de Transferencia Tecnológica de la Construcción para trabajar en el laboratorio de materiales.

Ambos jóvenes de Padre Las Casas, egresaron del Liceo Tecnológico de La Araucanía  en el área de construcción, y desde julio están desarrollando labores en el análisis de suelo y materiales de construcción.

“Hemos aprendido mucho en estos meses que hemos estado trabajando acá, ya que en el liceo teníamos la base pero no el detalle de este trabajo. Ha sido muy bueno”, señaló Nahuelpán.

El vicerrector de Sede de la Universidad Autónoma de Chile, Emilio Guerra, explicó que “este proceso es parte de la vinculación que sostenemos hace ya 3 años con la Educación Técnico Profesional, y con el programa Aprendices vimos una opción para que jóvenes de estos liceos puedan hacer su práctica en nuestro centro. Hoy hay una necesidad de personas que se especialicen en esta área de laboratorio y por ello la formación en el trabajo es una oportunidad”.

Por su parte, el director regional del Sence, Ernesto Salazar, destacó la experiencia como un ejemplo de que “este programa de apoyo a la contratación de jóvenes, con énfasis en egresados de la educación técnico profesional, es un apoyo concreto para las empresas y los jóvenes de la región. Es muy importante que la Universidad Autónoma de Chile participe como referente regional”.

El programa  Aprendices del Sence consiste en un incentivo para la contratación y capacitación, que promueve el ingreso de jóvenes  de hasta 25 años en empresas privadas, a través de la bonificación del 50% del ingreso mínimo mensual y de un bono de capacitación de hasta $400.000, que recibe la empresa por cada joven contratado.