5 de febrero de 2023

Asociación Chilena de Municipalidades recordó que uniforme escolar no es obligatorio

Según la norma, los establecimientos educacionales sólo pueden exigirlo si existe acuerdo con la respectiva comunidad educativa.

A pocas semanas del inicio del año escolar 2022, que las autoridades quieren que sea presencial como regla general, la Asociación Chilena de Municipalidades (ACHM) recordó que el uso de uniforme no es obligatorio y los establecimientos educacionales no pueden exigirlo.

“Una cantidad grande de municipios, me atrevería a decir más del 30% del total de municipios, ha hecho público que no va a exigir uniforme”, dijo Bernardo Vásquez, presidente de la Comisión de Educación de la AChM, quien de todos modos aclaró que “eso está por ley, por tanto anunciarlo o no cada sostenedor tiene la libertad de hacerlo”.

“Pero obviamente es bueno comunicarlo, porque siempre se tiene la imagen colectiva de que los uniformes son obligatorios, y hace muchos años el Ministerio eliminó ese tema”, puntualizó el alcalde de Pelarco.

Por ley, el uso del uniforme escolar no es obligatorio. Sin embargo, los establecimientos pueden, con acuerdo del respectivo Centro de Padres y Apoderados, del Consejo de Profesores y previa consulta del Centro de Alumnos y al Comité de Seguridad Escolar, establecer que sí lo sea, siempre que éste sea económico.

Pero “en ningún caso se puede prohibir el ingreso de un alumno al establecimiento por no cumplir con el uniforme escolar”, explicó el Ministerio de Educación. “El uniforme escolar no puede ser un obstáculo para que el alumno desarrolle sus actividades escolares y tampoco puede estar sometido a calificación por dicho concepto”, complementa.

Además, “los padres, madres y/o apoderados tienen derecho a adquirir el uniforme en cualquier tienda, y no pueden ser obligados o inducidos a comprarlo a un proveedor o marca determinados por el establecimiento educacional”.

En este marco es que, de todas formas, el Mineduc llamó a los colegios a flexibilizar el uso del uniforme, en circunstancias de que la pandemia de coronavirus y sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas siguen presentes.

“En el tiempo que los padres han estado muy complicados económicamente, si eso permite ayudar a la presencialidad, estamos completamente de acuerdo que se apoye el no uso de uniforme. Es una decisión que debe ser conversada en cada comunidad”, comentó Pedro Díaz, presidente de la Federación de Instituciones de Educación Particular (FIDE).

En tanto, Hernán Herrera, presidente de la agrupación Colegios Particulares de Chile (Conacep), apuntó que “si bien las autoridades actuales y las futuras han dicho que el retorno a la presencialidad es sí o sí en marzo, naturalmente eso es en la medida que se den las condiciones sanitarias”, por lo que, “si se corre el riesgo que no pudiésemos retornar plenamente a las clases presenciales, no tiene mucha lógica que los colegios se pongan exigentes con la vestimenta“.

Conadecus llama a no comprar uniformes

Por otra parte, el presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), Hernán Calderón, llamó a los padres y apoderados a no comprar uniformes de cara al inicio del año escolar, en consideración de su alto precio y su no obligatoriedad.

“Hoy día muchos hogares no están en condiciones de adquirir uniformes. Los precios están elevadísimos; el precio de los uniformes y los útiles escolares ha crecido en forma significativa: así como va aumentando la inflación, va aumentando el precio de estos productos”, apuntó Calderón.

Fuente: Radio Cooperativa.