13 de julio de 2024

Novena Digital

Medio de comunicación oficial de La Araucanía

Columna de opinión: La herida de 50 años que Chile se resiste a cerrar

La conmemoración de los 50 años del Golpe Militar está pleno debate por estos días, el Presidente Gabriel Boric tuvo la idea de que los partidos políticos del país firmaran una declaración conjunta sobre este hito en la historia de nuestro país, ¿el resultado? sus intenciones volaron por los aires (como las bombas que cayeron en la moneda el 73) debido al instantáneo rechazo de la iniciativa de los sectores en oposición al Gobierno.

Por el ejemplo, el senador Iván Moreira señaló que “no hay deuda pendiente con los derechos humanos”, y que “del gobierno militar y el 11 de septiembre hay dos miradas, una historia que la escribió la izquierda y otra que escribimos nosotros”, manifestó.

Así mismo, el senador agregó que “Nosotros reconocemos, que este gran gobierno que hubo tenía una sombra, y esa sombra eran las violaciones de los derechos”, apuntó.

Cabe preguntarse, si el senador reconoce que la “sombra” eran las violaciones a los derechos humanos, ¿eso no es condenable o si quiera repudiable?

Por otra parte, y aquí en la región de La Araucanía, la diputada Gloria Naveillan, férrea opositora del Gobierno de Salvador Allende, indicó en el programa “Tiempos Violentos” de Vía X que “tanto Salvador Allende como Augusto Pinochet “fueron presidentes” de la República de Chile. Cuando el periodista Eduardo de la Iglesia le preguntó si Pinochet había sido un dictador, ella respondió: “No conozco ningún dictador que después de 17 años haya entregado el Gobierno de manera democrática”.

En este punto hay que aclarar algo, según la página de la Biblioteca del Congreso Nacional, el término de presidente “surgió en los Estados Unidos en 1787, cuya Constitución creó el cargo de Presidente de los Estados Unidos de América, el cual no era elegido por el Congreso, sino electo por votación. Este sistema forma parte de la tradición de los países de América Latina y se caracteriza por un Poder Ejecutivo fuerte, en comparación con los otros poderes del Estado”.

“Electo por votación” ojo ahí. ¿Qué es un dictador? “Se conoce como dictador a quien ejerce el poder sin respeto al orden jurídico o Constitución de un país, llegando al mando de manera ilegítima, generalmente mediante el uso de la fuerza e imponiéndose como máxima autoridad sin considerar los principios democráticos“.

De nuevo, según la página de la Biblioteca del Congreso Nacional, “Se presentaron los candidatos Salvador Allende Gossens (Unidad Popular, izquierda), Jorge Alessandri Rodríguez (independiente apoyado por la derecha) y Radomiro Tomic Romero (Democracia Cristiana), para el período 1970-1976. El vencedor fue Salvador Allende Gossens, quien obtuvo “1.070.334 votos, una mayoría relativa del 36,2% de los votos, siendo ratificado luego por el Congreso Pleno. Jorge Alessandri Rodríguez obtuvo 1.031.159 votos (34,9%), mientras que Radomiro Tomic Romero obtuvo 821.801 votos (27,8%)”. En estos comicios votaron 2.512.147 ciudadanos, equivalentes a un 34,74 % de la población total del país”.

El Gobierno de Allende fue escogido de manera democrática, según los resultados entregados, el dato certero indica que fue escogido por más de 1 millón de votos en aquella época, ahora, si el Gobierno de Allende fue bueno o malo eso si es debatible, lo anterior no. Allende fue un Presidente electo democráticamente por el pueblo de Chile, punto.

Por otra parte, Augusto Pinochet, tomo por la fuerza el poder del Gobierno de Allende el 11 de septiembre del 1973 por la fuerza, con apoyo de todas las fuerzas armadas, con apoyo político y con incluso, apoyo por parte del Gobierno de Estados Unidos que se encontraba en el contexto de la guerra fría con la Unión Soviética.

¿Que habíamos dicho sobre los dictadores? Pinochet encaja ahí perfectamente, aunque le quieran poner otros nombres, “Presidente”, “Presidente de Facto”, “Gobernante”, el tipo fue un dictador, y ya, listo.

Aprendamos, como sociedad, a ver este punto de la historia de nuestro país de manera objetiva, tenemos que cerrar esta herida reconociendo que hubo violaciones a los derechos humanos, reconociendo a Pinochet como dictador, reconociendo al Gobierno de Allende por lo que fue, un gobierno interrumpido, truncado, mal manejado, con mucha interferencia extranjera.

Avancemos como país, miremos hacia el futuro, demos el paso hacia adelante, concentremos nuestras discusiones en otras áreas, como la investigación, como el desarrollo turístico, el desarrollo cultural, lleguemos a la luna, vayamos a marte, no sé, concentrémonos en ser un país en el cual podamos estar todos mejor.