26 de mayo de 2024

Novena Digital

Medio de comunicación oficial de La Araucanía

El misterio de John Deacon: La discreta leyenda tras Queen

Existe un enigma detrás del retiro voluntario de John Deacon, el legendario bajista de Queen, cuya discreción contrasta con el estruendo musical de la icónica banda británica. Sumérgete en su legado, su fortuna discreta y su misterioso alejamiento de los reflectores en este exclusivo reportaje sobre una figura clave en la historia del rock.

En el vasto panteón del rock, pocos nombres resuenan con la misma reverencia que Queen. La banda británica, con su extravagancia musical y su carisma sin igual, sigue siendo una fuerza imparable en el mundo de la música décadas después de haberse convertido en leyenda. Sin embargo, entre los ecos de “Bohemian Rhapsody” y los rugidos de “We Will Rock You”, hay una figura que ha optado por el silencio: John Deacon.

Cuando Freddie Mercury, la deslumbrante voz de Queen, partió de este mundo, la banda quedó inmersa en un dilema existencial. ¿Deberían continuar sin su líder carismático? Mientras Brian May y Roger Taylor debatían sobre el futuro de Queen, John Deacon, el talentoso bajista, fue el único que tuvo una certeza inquebrantable: la banda no debía continuar.

“En lo que a nosotros respecta, esto es todo. No tiene sentido continuar. Es imposible reemplazar a Freddie”, afirmó Deacon, quien se dice que mantenía una estrecha relación personal con Mercury.

Sin embargo, mientras May y Taylor continuaron explorando nuevos horizontes musicales bajo el estandarte de Queen, Deacon optó por un camino de retiro y discreción. Lanzó un álbum como solista en 1986 y fundó un grupo paralelo llamado The Immortals, aunque con éxito limitado. Aunque se unió a Queen para completar su último álbum, “Made in Heaven”, y participó en grabaciones posteriores, su presencia en el escenario se volvió cada vez más escasa.

A pesar de su retirada de los reflectores, Deacon llegó a un acuerdo con May y Taylor para permitirles seguir utilizando el nombre de Queen, a cambio de ser consultado sobre decisiones importantes relacionadas con la banda. Sin embargo, su relación con sus antiguos compañeros se volvió distante, con May y Taylor expresando su frustración por la falta de comunicación de Deacon.

Con el paso de los años, Deacon ha mantenido un perfil bajo, evitando los lujos y caprichos asociados con la vida de estrella del rock. Aunque ha acumulado una fortuna considerable gracias a los éxitos de Queen, estimada en unos 180 millones de dólares, su enfoque parece ser más en disfrutar de una vida tranquila y sencilla que en el glamour y la ostentación.

La figura enigmática de John Deacon sigue siendo un misterio para muchos fanáticos de Queen. Mientras que May y Taylor continúan llevando el legado de la banda a nuevas alturas, Deacon permanece en las sombras, una leyenda discreta en el inmenso panorama del rock.