13 de abril de 2024

Este es el nuevo “Plan Dalet” para expulsar palestinos

La agresi√≥n israel√≠ a Gaza va m√°s all√° de los l√≠mites del derecho a la leg√≠tima defensa. A trav√©s de su agresi√≥n criminal contra Gaza, parece que Israel no s√≥lo apunta a ‚Äúeliminar a Ham√°s para salvar vidas‚ÄĚ, como proclaman, sino que tambi√©n apunta a eliminar inmoralmente a los palestinos para salvar el sue√Īo sionista de El Gran Israel.

‚ÄúApoyo el traslado forzoso. No veo nada inmoral en ello‚ÄĚ, Ben Guri√≥n, junio de 1938.

El primer Ministro del gobierno israel√≠, Ben Guri√≥n, apoy√≥ el traslado forzoso de palestinos y no vio nada inmoral en ello. Bueno, al parecer, estas afirmaciones justifican las agresiones que ha sufrido el pueblo palestino desde la creaci√≥n de Israel hasta nuestros d√≠as, llegando a la actual agresi√≥n a Gaza. Este ‚Äútraslado forzoso‚ÄĚ de palestinos en 1947 se llev√≥ a cabo a trav√©s del ‚ÄúPlan Dalet‚ÄĚ tambi√©n conocido como ‚ÄúPlan D‚ÄĚ, ‚Äúuna estrategia para expulsar a los originarios Palestinos de su tierra natal.‚ÄĚ

Este plan terminó con la destrucción de 400 ciudades y aldeas palestinas, más de 750.000 refugiados en diferentes partes de los países árabes vecinos, incluida Cisjordania y la Franja de Gaza, en los que el 70% de su población son refugiados de 1948. En consecuencia, se presenció la Nakba (catástrofe) palestina de 1948 y el establecimiento del Estado de Israel fue declarado.

El ‚ÄúPlan Dalet‚ÄĚ est√° en marcha hoy en la Franja de Gaza. No podemos aislar el genocidio interminable en Gaza de los planes de Israel de extender sus pol√≠ticas de limpieza √©tnica, eliminaci√≥n y una intenci√≥n oculta de expulsi√≥n. Los planes israel√≠es de desplazar por la fuerza a la poblaci√≥n de la Franja de Gaza, siendo una limpieza √©tnica y una violaci√≥n por parte de Israel a sus obligaciones legales como potencia ocupante de acuerdo con los cuatros Convenios de Ginebra.

Esta aspiraci√≥n israel√≠ no es nueva y sirve sin duda para liquidar la causa palestina. Despu√©s de veinticinco d√≠as, casi un mill√≥n de palestinos han sido desplazados, 8500 m√°rtires, 3457 ni√Īos asesinados en s√≥lo tres semanas, lo que ‚Äúha superado el n√ļmero anual de ni√Īos asesinados en las zonas de conflicto del mundo desde 2019‚ÄĚ, seg√ļn Save the Children International.

El 50% de los edificios y unidades residenciales fueron destruidos. Las zonas residenciales de Gaza son completamente borradas del mapa y familias enteras son exterminadas y borradas del registro civil. Se estima que unas 50 mil mujeres embarazadas en Gaza corren el riesgo de perder atención prenatal y dar a luz sin electricidad ni suministros médicos. Un rápido análisis de género de la situación realizado por las Naciones Unidas, hace eco de estas preocupaciones. Es probable que la crisis provoque un aumento de la mortalidad y la morbilidad materna e infantil, lo que socavará los avances en materia de salud logrados anteriormente en Palestina.

El viernes 27 de octubre, Israel en su primer intento de entrar de forma terrestre, cortó Internet y las comunicaciones en la Franja de Gaza, con un bombardeo intensificado que impidió en gran medida a sus 2.3 millones de habitantes el contacto entre sí y con el mundo exterior.

Ese mismo viernes, y despu√©s de que cuatro sesiones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no lograran tomar una decisi√≥n para el alto al fuego, los palestinos tuvieron que recurrir a la Asamblea General a trav√©s de un proyecto de resoluci√≥n presentado por Jordania bajo el t√≠tulo ‚ÄúUni√≥n por la Paz‚ÄĚ, donde la resoluci√≥n tuvo √©xito con 120 votos.

Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos por detener el fuego, Israel tuvo su agresi√≥n m√°s dura ese mismo d√≠a por la noche. El 31 de octubre, las fuerzas de ocupaci√≥n de Israel bombardearon el campo de refugiados de Jabalia en una de las mayores masacres hasta el momento, causando la muerte de al menos 500 personas, en su mayor√≠a ni√Īos y mujeres.

El mapa del nuevo Oriente Medio que Netanyahu mostr√≥ el 22 de septiembre de 2023, en el 78¬ļ periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y, en el que presenta el nuevo corredor econ√≥mico, no incluye Cisjordania ni Gaza; ambos est√°n eliminados. En consecuencia, el ‚ÄúPlan Dalet‚ÄĚ se utiliza para aplicar el nuevo mapa de Netanyahu y su plan; destrucci√≥n total de la Franja de Gaza y enormes desplazamientos. Si tambi√©n vemos la luz sobre los procedimientos militares de la ocupaci√≥n israel√≠ en Cisjordania, se puede inferir que Gaza no es el √ļnico objetivo.

A pesar de su firme condena por el ataque de Ham√°s el 7 de octubre, el comentario del Secretario General de la ONU, Ant√≥nio Guterres, ante el Consejo de Seguridad, se√Īalando que los ataques de Ham√°s ‚Äúno ocurrieron en el vac√≠o‚ÄĚ enfureci√≥ a Israel. Sin embargo, la declaraci√≥n de Guterres no surgi√≥ de la nada. Decir la verdad era una necesidad: ‚ÄúEl pueblo palestino ha sido sometido a 56 a√Īos de ocupaci√≥n asfixiante. Han visto sus tierras constantemente devoradas por los asentamientos y plagadas de violencia; su econom√≠a asfixiada; su gente fue desplazada y sus hogares demolidos‚ÄĚ, explic√≥ Guterres. Esta verdad es la ra√≠z de este conflicto en curso.

En 1947, los palestinos eran casi 1.5 millones. Hoy son 6.5 millones los que viven en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusal√©n Este, y otros 6 millones en la di√°spora o en campos de refugiados. Su derecho a la justicia, la seguridad y la autodeterminaci√≥n es una necesidad pol√≠tica y humana. ‚ÄúNo hay justificaci√≥n alguna para mantener un conflicto eterno. Necesitamos una voluntad pol√≠tica global para poner fin a este conflicto en general‚ÄĚ, como confirm√≥ Joseph Borrell, comisario de Pol√≠tica de Seguridad de la UE.

El hecho innegable de que el pueblo palestino existe y tiene los mismos derechos inalienables a la autodeterminación y la condición de Estado que todos los demás pueblos tienen, es el primer paso inequívoco para resolver este conflicto y poner fin a sus ramificaciones en ambas naciones.