5 de febrero de 2023

Estudio reveló que una cerveza al día basta para reducir el tamaño del cerebro

Atención: si una persona aumenta su consumo de alcohol desde media cerveza diaria a una entera se producen daños en el cerebro equivalentes a envejecer dos años, según estudio de Nature Communications.

Que consumir alcohol en exceso daña al cerebro se sabe desde hace tiempo. Pero, si el consumo es moderado, ¿también? Un nuevo estudio publicado en “Nature Communications” evidenció que unas pocas cervezas o unos cuantos vasos de vino a la semana también son perjudiciales a nivel cerebral y cognitivo.

Ya había evidencia de que beber en exceso provoca alteraciones en la estructura y el tamaño del cerebro que se asocian a deficiencias cognitivas. Sin embargo, en los últimos años algunos estudios han sugerido que consumir alcohol de manera moderada podría no tener un impacto, o que incluso el consumo ligero podría beneficiar al cerebro en los adultos mayores.

Para saber realmente hasta qué punto beber alcohol es perjudicial, un equipo internacional liderado por la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, analizó los datos de más de 36 mil adultos y descubrió que el consumo ligero y moderado de alcohol también se asocia a una reducción del volumen cerebral total.

Aun cuando la relación es más fuerte cuanto mayor es el nivel de consumo de alcohol. Así, por ejemplo, si una persona de 50 años aumenta su consumo de alcohol desde media cerveza al día a una cerveza entera (o un vaso de vino) se producen cambios asociados en el cerebro equivalentes a envejecer dos años.

Según los resultados del estudio, pasar de cero a media cerveza al día no supuso una gran diferencia en el volumen cerebral, pero pasar de media a una se asoció con reducciones tanto en la materia gris como blanca.

“El hecho de que tengamos una muestra tan grande nos permite encontrar patrones sutiles, incluso entre beber el equivalente a media cerveza y una cerveza al día”, explica Gideon Nave, autor principal del estudio y miembro de la facultad de la Penn’s Wharton School.