26 de mayo de 2024

Novena Digital

Medio de comunicación oficial de La Araucanía

Jesús: ¿Existió en la realidad? Entre la fe, la razón y la posverdad

Expertos de diversas disciplinas abordan el enigma de la existencia de Jesús en un contexto marcado por la posverdad y la complejidad entre la fe y la razón.

La pregunta sobre la existencia de Jesús se ha erigido como una de las más complejas en la historia de la humanidad, especialmente en un contexto donde la noción de verdad se ve desafiada por la posverdad. En este debate, cuatro especialistas han navegado entre la fe y la razón, ofreciendo perspectivas que van desde el análisis histórico hasta la neurociencia.

Pamela Chávez, Doctora en Filosofía en Ética, recuerda cómo desde temprana edad se cuestionó sobre la veracidad de la figura de Jesús. “El ateo, para serlo, tiene que haber dudado alguna vez: ‘¿Y si Jesús fuera cierto?'”, señala, subrayando la naturaleza de la duda tanto en creyentes como no creyentes.

La controversia sobre la existencia de Jesús se intensificó en el siglo XIX con la obra “El Mito de Jesús” de Arthur Drews, quien planteó dos concepciones opuestas: un Jesús divino y mitológico, versus un Jesús histórico y terrenal. Samuel Fernández, profesor de Teología, destaca que actualmente es poco probable intentar demostrar la inexistencia de Jesús, pero que los datos históricos proporcionan una base para la reflexión.

Para algunos, la fe y la razón no son necesariamente antagónicas. Según Pamela Chávez, la fe es una decisión racional y no exclusivamente emocional. “La fe y la razón son la confluencia entre la historia que nos han contado y las evidencias que hemos encontrado”, afirma.

En cuanto a las pruebas históricas, se menciona el testimonio de Flavio Josefo, historiador judío romanizado del siglo I, así como hallazgos arqueológicos que respaldan ciertos relatos bíblicos. Sin embargo, el debate continúa sobre la interpretación de estos datos.

El enfoque científico también se suma al debate. Juan Larraín, bioquímico, destaca que si bien la ciencia no prueba la existencia de Dios o de Jesús, tampoco la descarta. “Una evidencia que no puede contradecir la existencia de Dios, deja datos para que sigamos discutiendo”, argumenta.

La neurociencia aporta otra perspectiva. Esteban González, experto en psicosis, sugiere que Jesús pudo haber sido un hombre con experiencias místicas, posiblemente relacionadas con trastornos mentales. Sin embargo, reconoce la complejidad del debate y la importancia de mantener una mente abierta.

El debate sobre la existencia de Jesús continúa siendo relevante en la sociedad contemporánea, donde las creencias religiosas y la búsqueda de respuestas siguen siendo temas de interés. En un mundo donde la posverdad desafía la noción de verdad objetiva, el diálogo entre fe, razón y ciencia se presenta como una búsqueda constante de sentido y comprensión.