26 de mayo de 2024

Novena Digital

Medio de comunicación oficial de La Araucanía

La primera cirugía en la historia se realizó hace 31.000 años atrás: En Indonesia descubren restos de una persona sometida a una amputación

Se trata de un fósil un niño de 9 años aproximadamente cuyo pie fue amputado. El hallazgo fue realizado en la cueva Liang Tebo, en la Isla de Borneo, Indonesia. Los restos óseos de la pierna señalan que la persona se recuperó y vivió entre seis a nueve años más sin una de sus piernas, y que su comunidad lo cuidó hasta su muerte, a los 20 años aproximadamente.

Según se detalló en la Revista Nature, la persona no mostró símbolos de tortura o de sacrificio, sino que muestra indicios de que fue ayudado en su recuperación, revelando que los humanos del neolítico tenía el conocimiento suficiente para evitar que el paciente muriera, se desangrara o pasara dolor extremo.

En palabras para la BBC, Charlotte Robertson, arqueóloga de la Universidad de Durham, realizó una reseña de los resultados, señalando que esto pone en jaque la visión de la llegada tardía de la medicina quirúrgica en la historia humana: “Nos muestra que cuidar es una parte innata del ser humano”, agregando que “no podemos subestimar a nuestros antepasados“.

Restos óseos descubiertos en Indonesia

Tim Maloney, profesor de la Universidad Griffith, en Australia, fue uno de los que forma parte del equipo de arqueólogos que encontró los restos fósiles, señalando para la BBC que las amputaciones requieren un conocimiento completo de la anatomía humana y la higiene quirúrgica, además una habilidad técnica considerable: “Hoy en día, piensas en la amputación en el contexto occidental, y es una operación muy segura. Se anestesia a la persona, se utilizan procedimientos estériles, se controla el sangrado y el manejo del dolor. Luego ves que hace 31.000 años, alguien le está realizando una amputación a esta persona y tiene éxito”.

Hasta este descubrimiento, el hallazgo de cirugía más antiguo de la historia era la de un cráneo encontrado en Francia, que databa de hace 7 mil años atrás.

Los arqueólogos encargados de este descubrimiento ahora están estudiando las posibles herramientas que hicieron posible esta cirugía, cuya importancia radica en que explicaría la evolución de las intervenciones quirúrgicas, las cuales nacieron bajo la necesidad de curación que tenía el hombre prehistórico. Tal evolución contribuyó en el desarrollo de métodos más precisos entre los seres humanos a lo largo del paso del tiempo.