6 de octubre de 2022

Nueva imagen del telescopio Webb capta la vista más clara de los anillos de Neptuno en décadas

Lo más llamativo en la nueva imagen de Webb es la nítida vista de los anillos del planeta, algunos de los cuales no habían sido detectados desde que Voyager 2 de la NASA se convirtiera en la primera nave espacial en observar Neptuno durante su sobrevuelo en 1989. 

El telescopio espacial James Webb de la NASA muestra sus capacidades más cerca de su hogar con su primera imagen de Neptuno. Webb no solo ha captado la vista más clara de los anillos de este lejano planeta en más de 30 años, sino que además sus cámaras revelan al gigante de hielo desde una perspectiva completamente nueva.

Lo más llamativo en la nueva imagen de Webb es la nítida vista de los anillos del planeta, algunos de los cuales no habían sido detectados desde que Voyager 2 de la NASA se convirtiera en la primera nave espacial en observar Neptuno durante su sobrevuelo en 1989. Además de varios anillos brillantes y angostos, la imagen de Webb muestra claramente las bandas de polvo más tenues de Neptuno.

Han pasado tres décadas desde la última vez que vimos estos anillos tenue y polvorientos, y esta es la primera vez que los hemos visto en el infrarrojo”, señala Heidi Hammel, experta en sistemas de Neptuno y científica interdisciplinaria del equipo del telescopio Webb. La calidad de la imagen extremadamente estable y precisa de Webb permite detectar estos anillos muy tenues que se encuentran tan cerca de Neptuno.

Neptuno ha fascinado a los investigadores desde su descubrimiento en 1846. Situado 30 veces más lejos del Sol que la Tierra, Neptuno orbita en la remota y oscura región del sistema solar exterior. A esa distancia extrema, el Sol es tan pequeño y débil que el mediodía en Neptuno es similar a un crepúsculo poco iluminado en la Tierra.

Este planeta se caracteriza como un gigante de hielo debido a la composición química de su interior. En comparación con los gigantes gaseosos Júpiter y Saturno, Neptuno es mucho más rico en elementos más pesados que el hidrógeno y el helio. Esto es fácilmente evidente en la apariencia azul característica de Neptuno de las imágenes del telescopio espacial Hubble en las longitudes de onda visibles, causadas por pequeñas cantidades de metano gaseoso.

Saturno en 2022, imagen capturada por el telescopio James Webb.