4 de marzo de 2024

Nueva Ley de plásticos comienza a regir este domingo: se prohibirán la entrega de servicios y bombillas

Desde el 13 de febrero todos los supermercados del país estarán obligados a vender bebidas en botellas retornables, y los locales de comida tendrán prohibido entregar cubiertos, bombillas y revolvedores de plástico, así como artículos de plumavit.

Este domingo 13 de febrero comienzan a regir parte de las disposiciones que están contempladas en la ley de plásticos de un solo uso, que fue aprobada de forma unánime en el Congreso en agosto del año pasado.

Dicha normativa establece que a los seis meses desde su publicación –plazo que se cumple este 13 de febrero– todos los supermercados del país estarán obligados a vender bebidas en botellas retornables y a recibir dichos envases de parte de los clientes. La medida permitirá disminuir los costos para las personas –ya que las bebidas en esos envases son más económicas–, junto con proteger el medio ambiente.

Además, los locales que expendan comida tendrán prohibido entregar cubiertos, bombillas y revolvedores de plástico, así como cualquier artículo de plumavit. Quienes incumplan la nueva normativa se exponen a multas que van entre 1 y 5 UTM ($50 mil y $250 mil) por la entrega de cada producto plástico de un solo uso.

En el caso de los supermercados que no cuenten con bebidas en formato de botella retornable, serán sancionados con una multa de 1 a 20 UTM por cada día que se extienda esa situación.

Todas las personas pueden denunciar y todas las multas son de beneficio municipal”, explicó el ministro (s) del Medio Ambiente, Marcelo Fernández, quien detalló que “la fiscalización estará a cargo de los municipios, pero también cualquier persona podrá denunciar un incumplimiento, ya sea yendo al municipio o a algún juzgado de policía local”.

¿Qué pasará con los deliveris de comida rápida?

La ley de plásticos de un solo uso se continuará aplicando de manera progresiva en los próximos años. Así, a los dos años de ser publicada (en agosto de 2023) la obligación de vender bebidas en botellas retornables se extenderá también a todos los almacenes y tiendas de conveniencia.

En tanto, en un plazo máximo de tres años (agosto de 2024) todos los establecimientos de expendio de comida preparada del país (restaurantes, casinos, cocinerías, fuentes de soda, cafeterías, salones de té, foodcourts, bares, clubes sociales y panaderías, etc.) quedarán obligados a usar solo productos reutilizables para el consumo al interior de sus locales.

En ese mismo plazo, los deliveries únicamente podrán entregar envases y contenedores de comida de “plásticos compostables certificados” o de materiales valorizables distintos del plástico.

Además, las botellas de bebidas deberán ser hechas en base a plástico recolectado y reciclado en Chile, lo que, junto con contribuir al medio ambiente, establecerá un mercado para el reciclaje y crear empleos verdes en el país.

Esta nueva ley implica un profundo cambio de hábito, que permitirá reducir más de 23 mil toneladas de plástico de un solo uso que se generan anualmente en Chile.