13 de abril de 2024

OMS advierte que ya son m√°s de mil millones las personas con obesidad en el mundo

Esta epidemia global de obesidad se est√° convirtiendo en la forma m√°s com√ļn de malnutrici√≥n, seg√ļn un estudio publicado por la revista especializada The Lancet.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido una advertencia alarmante, revelando que más de mil millones de personas en el mundo, lo que equivale a una de cada ocho personas, sufren de obesidad.

El estudio, realizado en colaboraci√≥n con el Imperial College de Londres y basado en datos de m√°s de 190 pa√≠ses, revela que la tasa de obesidad entre ni√Īos y adolescentes ha aumentado cuatro veces desde 1990, mientras que entre adultos se ha duplicado en mujeres y casi triplicado en hombres.

“Las cifras de obesidad se han estabilizado en muchos pa√≠ses ricos, pero aumentan r√°pidamente en otras partes del mundo como Asia o Latinoam√©rica”, se√Īal√≥ el profesor del Imperial College, Majid Ezzati, uno de los autores del estudio.

El informe estima que unos 159 millones de ni√Īos y adolescentes entre 5 y 19 a√Īos padec√≠an obesidad en 2022, mientras que en los adultos la cifra ascendi√≥ a 879 millones, representando un 43 % de la poblaci√≥n adulta mundial. La obesidad se ha convertido en un problema de salud p√ļblica mundial, con consecuencias graves que incluyen enfermedades cardiovasculares, diabetes y c√°ncer.

El estudio también revela diferencias significativas entre países y continentes en la prevalencia de la obesidad. Por ejemplo, los archipiélagos del Pacífico y el Caribe tienen las tasas más altas de obesidad, mientras que países como China están experimentando un aumento preocupante en los índices de obesidad.

Los expertos advierten que problemas mundiales como el cambio climático, las interrupciones causadas por la pandemia y los conflictos pueden empeorar los índices de obesidad y desnutrición, aumentando la pobreza y el costo de los alimentos ricos en nutrientes.

Ante esta situaci√≥n, instan a la implementaci√≥n de pol√≠ticas integrales para abordar estos desaf√≠os, incluyendo regulaciones sobre la comercializaci√≥n de alimentos y bebidas nocivos, as√≠ como iniciativas para promover dietas m√°s saludables. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, enfatiz√≥ la necesidad de un esfuerzo conjunto de gobiernos, comunidades y sector privado para abordar esta crisis de salud p√ļblica.