13 de abril de 2024

Partido de Democracia Cristiana votará apruebo frente a Nueva Constitución

En una intensa jornada de debate, la DC anunció que votará apruebo de cara a las elecciones del próximo 4 de septiembre en el plebiscito de salida por la Nueva Carta Magna. Mesa central del conglomerado político anunció que se respetará la “libertad de consciencia”.

Este miércoles recién pasado se realizó la Junta Nacional Extraordinaria de la Democracia Cristiana -DC- que tuvo como fin determinar su postura como partido frente al plebiscito de salida.

Luego que la mesa directiva respaldara la opción Apruebo, finalmente los militantes optaron por seguir este camino. Con una participación de un 83,74% de la Junta Nacional, el Apruebo obtuvo 216 votos, equivalentes al 63,53%. En tanto, el Rechazo logró 124 votos, correspondientes al 36,47%.

“Ha sido un tiempo duro, muy fuerte. Hemos convocado la Junta Nacional para que nuestras bases, nuestros delegados, presidentes, consejeros, tuviéramos un debate profundo. Esta fue la culminación de todo un proceso“, analizó el presidente de la DC, Felipe Delpín.

Agregó que “queremos hacer un llamado a todos los camaradas a sumarse a esta tarea. Respetamos, valoramos todas las opiniones, todos los camaradas han planteado una forma legítima, respetuosa, buscando sin lugar a dudas lo mejor para el país. Todos los demócrata cristianos queremos una nueva Constitución, avanzar para un Chile más justo”.

Felipe Delpín aseveró que la propuesta constitucional de la Convención Constitucional es “perfectible”. También puntualizó que habrá libertad de conciencia, aunque el llamado del timonel fue respetar la decisión de la mayoría de los militantes.

El mensaje de la directiva DC

Desde la testera del partido, en una extensa intervención, se centraron en la figura de Eduardo Frei Montalva. “La historia de la Democracia Cristiana después de este crimen está plagada de aciertos y errores. La del país también”, señala el texto.

“La constitución, ilegítima en su origen, fue modificada 46 veces. Los cambios siempre fueron a partir de un texto base, el cual consagró una visión política e ideológica representativa de un reducido sector de la sociedad, amparados por la más brutal dictadura en la historia del país“, agregó la testera a cargo de Felipe Delpín.

En esa línea, remarcaron que “todos los demócrata cristianos estamos a favor de escribir una nueva Constitución. Tenemos matices de diferencia. En algunos aspectos esas diferencias son importantes, en otras son menores, pero en lo que no hay dos voces es en afirmar que la Constitución de 1980 debe terminar, pues esta es foco de división, de abusos que no han podido ser eliminados, de una concentración económica que es el pilar de la desigualdad y de la desesperanza”.