6 de octubre de 2022

Fotografía: Cuenta de Twitter de Ximena Rincón.

Piden expulsión de la DC de Rincón, Chahín, Aedo y Walker tras triunfo del rechazo

Los coletazos políticos tras la contundente victoria del rechazo en el plebiscito del domingo todavía no dejan ocurrir. Durante la jornada del martes se realizó el cambio de ministros en el gabinete del Presidente Gabriel Boric que estuvo envuelta en una polémica por la posible designación de Nicolás Cataldo, miembro del PC que había escrito en Twitter (hace 8 años atrás) citas contra Carabineros, todo esto auspiciado en primera instancia por el excandidato presidencial, José Antonio Kast.

En tanto, durante la jornada del miércoles se dio a conocer que miembros de la DC se encuentran pidiendo la salida de Ximena Rincón, Fuad Chahín, Eric Aedo y Matías Walker, “No es posible aceptar que quienes en un momento trascendente de la vida del país optaron por una alternativa distinta a la decidida democrática y legítimamente por el partido y, más aún, trabajaron activa y públicamente en contra de ella, puedan seguir llamándose demócratas cristianos” indicaron en un comunicado.

Esta semana no ha sido difícil políticamente sólo para el gobierno. Este miércoles se dio a conocer que integrantes del partido de la Democracia Cristiana se encuentran solicitando a su directiva la salida de Ximena Rincón, Fuad Chahín, Eric Aedo y Matías Walker. Esto último por oponerse de manera activa y pública en contra de la opción del Apruebo en la propuesta de la Nueva Constitución.

Los destinatarios de la carta, firmado por 152 dirigentes territoriales y publicada por El Mostrador, son la directiva nacional de la falange, su consejo nacional y el tribunal supremo de la colectividad. Allí señalan: “No es posible aceptar que quienes en un momento trascendente de la vida del país optaron por una alternativa distinta a la decidida democrática y legítimamente por el partido y, más aún, trabajaron activa y públicamente en contra de ella, puedan seguir llamándose demócratas cristianos”.

Citando a Radomiro Tomic (“nadie es más grande que el partido en el partido”), Eduardo Frei Montalva (“ni por un millón de votos cambiaría una coma de mi programa”, “la unidad y la fraternidad son consecuencia de la lealtad y la disciplina partidaria y no al revés”), los directores respaldan a la directiva, frente a quienes han solicitado la renuncia de ella. Sin perjuicio de esto, “solicitamos públicamente a los miembros de la directiva nacional que no compartieron la decisión política del partido por el Apruebo, y que han trabajado activamente por el Rechazo, especialmente en el caso de dos vicepresidentes, que hagan inmediato abandono de sus funciones para evitar daños al partido que dicen representar”.

Luego, agregan: “No es posible aceptar que quienes en un momento trascendente de la vida del país optaron por una alternativa distinta a la decidida democrática y legítimamente por el partido y, más aún, trabajaron activa y públicamente en contra de ella, puedan seguir llamándose demócratas cristianos y actuando, en los hechos, en nombre de la DC. Ningún partido que se respete a sí mismo puede aceptar un hecho de esta gravedad”.