19 de julio de 2024

Novena Digital

Medio de comunicación oficial de La Araucanía

¿Qué es el lenguaje inclusivo?: Disparidad, Soluciones y la RAE

El lenguaje inclusivo a generado bastantes debates en relación a su uso e implementación, pero, ¿A qué nos referimos cuando hablamos de lenguaje no sexista?

El lenguaje no sexista, lenguaje de género neutro o simplemente lenguaje inclusivo inicia como crítica a varios idiomas por denostar miembros de cierto género o promover condiciones desiguales, algunos ejemplos son:

  • Uso de género masculino para referirse a ambos sexos en plural (“El hombre” para referirse a la humanidad, lo mismo pasa en inglés con “Mankind”)
  • Uso de pronombre masculino para hablar de alguien de género desconocido (Ej: “El alumno” para referirse a algún estudiante desconocido)
  • Uso de marcadores de géneros innecesarios que dan por hecho que algunas profesiones son podrías de un género (Ej: “Médico, científico y enfermera”)

Además lingüistas como George Lakoff y María Natalia Castillo Fadic han señalado que dependiendo del género en el cual se expresa una palabra cambia su significado como es el caso de las palabras en inglés “Master” y “Mistress”, en español maestro y maestra respectivamente, con la salvedad que Mistress también puede traducirse como “amante” o “concubina”; un caso parecido es el caso de expresiones como “correr como niño” (lo cual no significa nada más allá de lo evidente) y “correr como niña” que puede relacionarse a correr lento, mal o de manera afeminada.

Soluciones Propuestas

Desde los movimientos feministas se proponen diferentes cambios para erradicar las prácticas sexistas en el lenguaje, entre ellos:

  • Evitar el uso de palabras en femenino de manera peyorativa, tales son los casos de “mujer”, “mujercita” y “niña”
  • Evitar el uso de la palabra “hombre” para referirse a “persona”
  • Utilizar colectivos en vez de versiones en plural; como ejemplo utilizar “la población” en vez de “los pobladores” y “el personal” en vez de “los trabajadores”; o directamente mencionar ambos sexos (pobladores y pobladoras; trabajadores y trabajadoras respectivamente).
  • Además, se ha promovido el reemplazo de vocales para volver neutras las palabras, como ejemplo: compañerxs, compañeres o compañer@s.

Reacción de la Real Academia Española

Como es natural, la Real Academia Española se ha referido a este tema y a los posibles cambios que propone el lenguaje inclusivo, los cuales no ha adoptado y, al parecer, no pretende adoptar.

Por su parte, desde el oficialismo, el actual ministro de Educación Marco Antonio Ávila, en conversación con CCN Chile, le restó importancia a los dichos de la RAE, remarcando que la Real Academia Española no es la única institución que se encarga de regir el lenguaje.

Estos dichos fueron recientemente respaldados por la Subsecretaría de la niñez en su cuenta de Twitter: