13 de abril de 2024

Senadora Aravena: “La indolencia del gobierno está ahuyentando la inversión”

Para la legisladora, lo ocurrido con la farmacéutica china responde a severas fallas del Estado y una pésima gestión del Ejecutivo para incentivar nuevas inversiones y retener las existentes.

Tras las razones que ha dado la farmacéutica china Sinovac para explicar los motivos de por qué decidió trasladar a Colombia la millonaria inversión que tenía contemplada hacer en Chile para construir una planta productora de vacunas, se han levantado múltiples críticas al gobierno, y en especial al Ministro de Economía, Nicolás Grau, por la responsabilidad que les cabe en la determinación de la compañía, en un momento complejo para la economía nacional, que este año no crecerá.

La empresa ha señalado que una serie de trabas impidieron concretar su iniciativa en el país, entre otras, que el terreno que se les ofreció en Antofagasta para desarrollar una de las etapas de su proyecto no contaba con las condiciones necesarias para llevarlo a cabo, además de factores como la inseguridad y basurales clandestinos que constataron en torno al terreno ubicado en Quilicura, donde se instalarían también como parte de su aterrizaje en Chile.

De hecho, la empresa informó que se reunió con el propio Ministro de Economía, con la alcaldesa de Quilicura y con la Delegada Presidencial de la Región Metropolitana para abordar sus inquietudes en lo que respecta a su ubicación en Santiago, sin que hubiese una respuesta satisfactoria en ninguna de esas instancias.

Para la senadora Carmen Gloria Aravena, lo ocurrido es “parte de una muy mala gestión y pésimo manejo del gobierno en este tema, y la incapacidad del Ministro de Economía por liderar, a través del ministerio que encabeza, el proceso para facilitar que este proyecto de inversión finalmente se concretara. Lo que hemos ido conociendo, incluida las contradictorias declaraciones del Ministro Grau sobre su rol en este asunto, es que aquí hubo indolencia, falta de proactividad y una mala gestión del gobierno para ofrecer las condiciones adecuadas que permitieran llevar adelante una iniciativa tan importante como esta, tanto por la millonaria inversión, como por la innovación que suponía esta planta de producción de vacunas”.

La legisladora, a su vez, enfatiza en el siguiente punto: “Esta decisión de Sinovac de dejar el país y trasladar su proyecto a Colombia, además de ser un golpe duro para Chile, en un desmejorado escenario económico, es una gran lección, en cuanto a que no basta con que inversionistas encuentren atractivo invertir en el país, sino que una vez que deciden hacerlo, se les debe asegurar las condiciones para que ese interés se concrete. Aquí no sólo falló el gobierno en su gestión, sino que también el Estado en distintas instancias, que no fueron capaces de responder de forma oportuna y eficiente a las condiciones que se requerían para instalar este proyecto”.

Por lo mismo, agrega la senadora Aravena, “Chile no sólo necesita atraer nuevas inversiones, sino que debe ser capaz de retenerlas, ofreciendo condiciones idóneas para que se ejecuten, y ahí el Estado y el Ejecutivo, como administrador del Estado desempeñan un rol clave, que en este caso no se cumplió. Nos enfrentamos a un mundo altamente competitivo, y si no somos capaces de enfrentarnos a escenarios exigentes y disponer de una institucionalidad acorde a esos desafíos, se seguirán esfumando oportunidades valiosas como esta, lo que de paso, nos impedirá recuperar el crecimiento económico y el empleo formal”, puntualizó la legisladora.

Carmen Gloria Aravena concluyó indicando que “la excesiva permisología, la demora en la entrega de permisos, autorizaciones y la burocracia de la institucionalidad medioambiental nos están jugando en contra. Esto es una muestra de lo que ocurre cuando el Estado no se moderniza y actúa de forma lenta y anacrónica”.