15 de julio de 2024

Novena Digital

Medio de comunicación oficial de La Araucanía

Dramático testimonio de DT chileno que estuvo en la tragedia del fútbol de Indonesia

Una nueva tragedia golpeó al mundo del fútbol cuando este sábado se dio a conocer el caos y la violencia que se vivió en el país del Sudeste Asiático. Más de 100 fallecidos dejó la estampida registrada en el fútbol indonesio catalogada como uno de los desastres de estadio más mortíferos de todos los tiempos, según el gobernador de Java Oriental.

El hecho se produjo luego de que el Persebaya Surabaya venciera 3-2 al Arema FC en condición de visita en el Estadio Kanjuruhan, en la ciudad de Malang. Terminado el encuentro, los hinchas del equipo local invadieron el terreno de juego para increpar a los jugadores y cuerpo técnico, por lo que la policía lanzó gases lacrimógenos para frenar estos ataques. Algo que no hizo nada más que extender el caos que se había producido y que conllevó a una posterior estampida. Según diversas fuentes hospitalarias y testigos, muchas de las víctimas que dejó este terrible accidente sucumbieron debido a motivos de asfixia, traumas o pisoteados.

Uno de los testigos que dejó esta tragedia es el DT del Arema FC, Javier Roca, técnico chileno que lleva más de 20 años en aquel país. El estratega nacional dialogó con 24 Horas en TVN y contó su versión del caos en Malang junto a otros detalles que dejó el terrible hecho: “Sabíamos que por el resultado seguramente la hinchada iba a tener un tipo de respuesta, pero no pensamos que iba a ser tan agresiva“.

“Todo se descontroló y empezaron los desmanes con las agresiones de la policía (…) Veo por el pasillo entre el camarín y la sala de prensa, gente en andas, que necesitaban asistencia. Empieza a entrar el gas lacrimógeno y ahí me doy cuenta que el asunto es grave“, agregó Roca.

El técnico chileno además, comentó que en los camarines habían cerca de 15 personas que necesitaban atención médica y que otras 4 o 5 personas fallecieron al interior de los vestuarios.

“Me parece que las bombas lacrimógenas se las tiraron a las tribunas y la gente no pudo salir rápido. La gente bajaba a la cancha y a golpes los hacían volver a las tribunas“ agregó.

“Anda circulando un video donde se ve que las puertas del estadio estaban cerradas, ese fue el error más grave…yo lo vi hace unos minutos…y la gente quiere arrancar y no puede. Fue ‘shockeante’ comentó el estratega.

Roca además, recordó que la semana anterior había ocurrido un hecho similiar, pero con un resultado sumamente diferente, ya que los hinchas habían invadido la cancha, pero los policías no habían lanzado gases lacrimógenos y tampoco se registraron víctimas fatales.

El técnico finalizó su relato con lo siguiente, “El equipo mentalmente está destrozado. Mañana nos reuniremos más que nada para ir en ayuda o apoyar a la gente que está hospitalizada y familiares de quienes fallecieron”.

La tragedia en el Estadio Kanjuruhan no dejó a nadie sin respuesta alguna y diversas voces ya ponen en duda que Indonesia cuente con las medidas de seguridad apropiadas para albergar el próximo Mundial Sub-20 de la FIFA, que está presupuestado para celebrarse en aquel país entre mayo y junio de 2023.