6 de diciembre de 2022

Escuela José Abelardo Núñez de Villarrica gana proyecto de inclusión

Mediante el proyecto llamado “Creando puentes para una educación inclusiva”, la Escuela José Abelardo Núñez se adjudicó un proyecto de inclusión que permitirá la implementación tecnológica para que una de sus estudiantes que sufre de ceguera total, pueda integrarse a las actividades académicas del establecimiento.

La iniciativa consiste en la adquisición de recursos tecnológicos que irán en beneficio directo de la alumna, brindándole una oportunidad para que pueda interactuar con sus compañeros.

Este proyecto es un aporte a la inclusión social de personas en situación de discapacidad y que financia el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadi) del Gobierno de Chile, cuyo monto de inversión supera los $3 millones 400 mil pesos.

La directora del establecimiento, Cesia Montalba, señaló que “nosotros siempre abrimos las puertas para la educación de estos estudiantes que tanto necesitan ser acogidos, pero necesitamos las herramientas que favorezcan el trabajo que se realiza con ellos y que puedan integrarse al aula común y ser parte del grupo curso; interactuar con sus compañeros y profesores”.

La comunidad escolar ampara a niños y niñas con hipoacusia, sordera o deficiencia auditiva, con discapacidad visual y también autismo. 

Para la atención integral de estos estudiantes, el establecimiento cuenta con un completo equipo de profesionales del área psicosocial, como docente-coordinador, seis educadores diferenciales, fonoaudiólogo, sicólogo, dos intérpretes de lenguaje de señas y dos asistentes de aula. 

Marcelo Bello, fonoaudiólogo de la unidada educativa, señaló que “nuestro trabajo consiste en eliminar las barreras y limitaciones que presentan ellos frente a la sociedad, ya sea a nivel funcional, cognitivo o socio emocional”, agregando que “para ello contamos con profesionales especializados para abordar cada una de las áreas”.

Durante 2022, este equipo se ha enfrentado a grandes desafíos para apoyar y mejorar la inclusión y participación de todos los estudiantes que forman parte del Programa de Integración Escolar (PIE), más allá de su diagnóstico. 

“Es muy importante para nosotros este proyecto, porque permitirá la autonomía de nuestra estudiante, quien podrá participar de todas las actividades de la escuela. Se trata de una gran ayuda, puesto que ella contará con un computador o máquina braille para trabajar de manera autónoma”, valoró Marcela Espinoza, profesora de educación diferencial del establecimiento villarricense.